Publicado:
Sep 21, 2021

¿Qué tipos de vehículos eléctricos existen?

Por
Equipo editorial Rudolf
Tiempo de lectura:
6 min.
Compártelo

A medida que las tecnologías evolucionan y se toma conciencia para buscar soluciones sustentables que disminuyan el impacto al medio ambiente, las empresas empiezan a desarrollar distintos productos que se adapten a estas necesidades. Así es el caso de los vehículos, estos típicamente utilizan combustible fósil para su movilidad, pero ahora algunos de ellos están empezando a funcionar con energía eléctrica.

A lo largo de este artículo conoceremos más sobre el funcionamiento de estos coches, sus distintas clasificaciones y su importancia.

¿Qué es un vehículo eléctrico?

Antes que nada, vamos a definir al vehículo eléctrico . Es un tipo de vehículo que utiliza energía eléctrica para moverse, a diferencia de los vehículos tradicionales que utilizan diesel o gasolina como fuente principal de energía. Esta energía eléctrica típicamente se obtiene de la red eléctrica o de los paneles solares y se almacena en unas baterías recargables. La ventaja principal de estos vehículos es que permiten reducir la huella de carbono emitida durante  los traslados.

Y, aunque esto se ha estado empezando a implementar en los países más desarrollados y ha comenzando a ser más normal en distintos sectores sociales, los vehículos eléctricos han ido bajando de costo durante años. Entre 1832 y 1839 el empresario Robert Anderson inventó el primer coche eléctrico. Por otro lado, en la misma época, Sibrandys Stratingh y Christopher Becker desarrollaron algunos modelos eléctricos de pequeña escala. 

El coche de combustión interna también se venía desarrollando desde hace años. Gracias a ciertas innovaciones como un mejor sistema de arranque y la producción en masa de vehículos a combustión relativamente barata, los autos eléctricos fueron perdiendo popularidad hasta su desaparición en 1920. Fue en 1996 que volvieron a aparecer y poco a poco han ido tomando cada vez más relevancia.

Hay que tomar en cuenta que su uso disminuirá la huella de carbono de los individuos, de hogares y de negocios que se generan por los numerosos traslados, como también impactará positivamente en el medio ambiente. Una pregunta común es ¿Cuál es la huella de carbono de un vehículo eléctrico comparada con la de un vehículo de combustión interna? Esto dependerá de la red eléctrica de cada país, pero en los de mayor capacidad de generación de energía renovable es hasta 10 veces menor la huella de carbono y, en casos donde la red eléctrica tiene mucha generación basada en combustibles fósiles, un vehículo eléctrico sigue siendo hasta 50% menos contaminante.

 

Fuente


Tipos de vehículos eléctricos

El mercado de los coches eléctricos ha crecido en los últimos años, sobre todo con la gran demanda de tecnologías sustentables para el hogar, las empresas y el transporte. Los tipos de vehículos se dividen en cuatro grupos generales los cuales dependen del grado de electrificación o de si son puramente eléctricos o híbridos.

a. Coche eléctrico de baterías (Battery Electric Vehicle, BEV):

La característica principal de este vehículo eléctrico de baterías es que tiene exclusivamente un motor eléctrico, el cual le da su propulsión. Tiene unas baterías recargables que se conectan con una red o punto de carga. A estos se les denomina también coches eléctricos puros ya que sólo funcionan con la modalidad de generador eléctrico.

Actualmente, las compañías trabajan en su autonomía para recorrer espacios más lejanos. Algunos modelos han logrado superar los 400 km de distancia con una sola carga. También se están desarrollando baterías cada vez más eficientes, en particular respecto a su tiempo de carga . Un ejemplo de estos vehículos son el BMW i3, Nissan LEAF, Renault ZOE y el Tesla Model S.

b. Coche eléctrico de autonomía extendida (Extended Range Electric Vehicle, EREV): 

El vehículo eléctrico de autonomía extendida se caracteriza porque tiene dos tipos de motores, uno de batería eléctrica y otro de gasolina o combustión interna que funciona solo para recargar la batería del auto.

El modelo de BMW i3 (al que también se le puede incluir el motor de gasolina) y el Opel Ampera son los ejemplos perfectos de los coches EREV.

c. Coche híbrido enchufable (Plug-in Hybrid Electric Vehicle, PHEV): 

El vehículo híbrido enchufable también tiene un motor eléctrico y un motor de combustión interna. La diferencia con el modelo anterior es que el motor de gasolina le puede dar también movilidad al auto, aunque principalmente será de movilidad eléctrica. Su rango de movilidad puede variar entre 10 y 80 km utilizando el motor eléctrico, esto dependerá del modelo de auto particular. Algunos modelos con esta modalidad son el Audi A3 Sportback, Toyota Prius Plug-in, entre otros.

d. Coche híbrido no enchufable (Hybrid Electric Vehicle, HEV): 

La única diferencia con el carro anterior es que la batería es pequeña y solo se recarga con el motor de combustión y las desaceleraciones. Se puede decir que su manejo es mixto. Los modelos que se asemejan son el Toyota C-HR y el Kia Niro.

A esta lista también se le suman los híbridos suaves de 48 voltios, que pueden reemplazar la tradicional organización de 12 voltios. Además de utilizar la batería eléctrica para darle movimiento al carro, esta batería también puede alimentar el navegador, los sistemas multimediales e iluminación. Con esto, se puede parar la energía de combustión interna para usar la eléctrica cuando se requiera.

Asimismo, se encuentran los vehículos eléctricos de hidrógeno (Fuel Cell electric Vehicle, FCEV) que funcionan debido a la reacción química que se genera en el interior de sus baterías de combustibles y que es alimentada por hidrógeno.

Desde su oxidación, se va transformando una corriente eléctrica que hace mover el coche. Muchos de sus modelos no pueden ser conectados a una red eléctrica, pero si existe uno que otro auto que rompe las reglas de esto.  Un ejemplo de esto son el Hyundai Nexo y el Toyota Mirai.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

¿Por qué es tan importante usar un coche eléctrico?

Adquirir un carro eléctrico tiene diversos beneficios. Principalmente no se está contaminando al medio ambiente con dióxido de carbono y otros gases que contribuyen al efecto invernadero y al cambio climático. A medida que la población se adapte al uso de los vehículos eléctricos, estos tendrán precios más accesibles gracias al mismo mercado y a la competencia. Asimismo, con el avance de la tecnología y la fabricación, también se harán más eficientes y autónomos. 

Por otro lado, los coches eléctricos son más baratos que los de combustión interna cuando se mide el costo total de propiedad. Si bien su valor de compra sigue siendo más alto que el costo de uno de combustión interna, los precios de operación, que representan los mantenimientos y el combustible a lo largo de la vida del coche, son considerablemente menores.

Esto se debe a que el coche eléctrico tiene menos partes móviles, y a que el costo de la electricidad requerida para mover el coche es menor al costo de la gasolina para los coches de combustión interna. Esta tendencia de costos seguirá incrementando de manera exponencial a medida que se genere más energía de fuentes renovables y de bajo costo, así como se siga incrementando la capacidad de fabricar coches eléctricos y las economías de escala surtan efecto.

Por último, se considera que los autos que funcionan con energía eléctrica tienen un proceso reversible. Es decir, que mientras se recargan de una red eléctrica, también pueden devolverla a la planta desde el proceso “Vehicle 2 Grid”. Esto es sumamente importante, ya que la red eléctrica actual requiere de mucha capacidad de generación de energía que está detenida la mayor parte del tiempo y únicamente entra en operación en los horarios críticos, donde hay mayor demanda energética. Este tipo de generación de energía es conocida como “respaldo” y en su mayoría es proveniente de fuentes que operan con combustibles fósiles, como las centrales termoeléctricas. A medida que haya más vehículos eléctricos en las calles, estos se podrán conectar a la red y descargar sus baterías en estos horarios, cortando así parte de la dependencia a los combustibles fósiles para la generación de electricidad. 

Para algunas empresas es una buena opción, ya que disminuye la huella de carbono cuando se trasladan los productos o servicios desde su sede hasta los lugares de transacción definitiva. En esto también se incluye a los proveedores que juegan un papel importante en el funcionamiento de una compañía. 

Rudolf, que se ha dedicado a la implementación de estas tecnologías en las compañías, puede ayudarte a escoger las mejores opciones entre los tipos de coches eléctricos para tu empresa adaptadas a tu presupuesto. 

¡Contacta al equipo de Rudolf para asesorías más específicas!

Conclusión

Bibliografía

Equipo editorial Rudolf

Compañía

Te ayudamos a implementar y gestionar de forma eficiente, un plan 360 de optimización de consumo, para que puedas lograr ahorros y tu camino a ser Net Zero emisiones de CO2.

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir la última información sobre soluciones energéticas.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
¡Error! Por favor, vuelve a intentar.