Publicado:
Sep 21, 2021

¿Qué es la generación distribuida y cuáles son sus beneficios?

Por
Equipo editorial Rudolf
Tiempo de lectura:
7 min.
Compártelo

Introducción

La necesidad de hacer de nuestra existencia más sostenible crece año tras año. La generación distribuida es, no por menos, clave en este sentido. Al ser un modelo de generación de energía eléctrica basado en la cogeneración, la eficiencia energética y la distribución de la energía generada dan un salto gigantesco frente a otras propuestas. ¡Se parte del cambio! ¡Descubre el mundo de la generación distribuida!

¿Qué es la generación distribuida?

A cientos de kilómetros de las ciudades, hay centrales que, por medio de distintos procesos, convierten las energías primarias -dígase viento, radiación, carbón, gas, etc.- en energía eléctrica. Esta se transmite a través de altas torres o vías subterráneas para luego pasar a transformadores y, finalmente, alcanza a los hogares.

La electricidad, en los últimos años, ha aumentado considerablemente su valor. Según cifras del Banco Mundial, el consumo eléctrico por persona se ha incrementado exponencialmente desde el año 1971 hasta el 2019. Algo está claro: si ha aumentado el consumo, su producción no se ha quedado atrás.

Aunque lo parezca, la electricidad no es un acto de magia. Existen muchas formas de producir energía eléctrica. Podemos clasificarlas en 2 grandes categorías: renovables y no renovables. Las energías renovables son aquellas que son inagotables, tal como energía solar, eólica, hidráulica, mareomotriz y la biomasa; las no renovables, por el contrario, son todas las que tienen una cantidad limitada, dígase el petróleo, el gas natural, carbón, energía nuclear, etc.

El sistema eléctrico de un país no suele depender exclusivamente de una sola forma de producción. La potencia instalada está dispuesta en función de las condiciones materiales de cada lugar, por esta razón podemos ver países con grandes parques eólicos y, al mismo tiempo, una central nuclear y un par de centrales hidroeléctricas.

La Generación Distribuida, también conocida como generación in-situ, es una forma de producción de energía eléctrica basado en un sistema de centrales eléctricas -mucho más a pequeña escala que el convencional- cercanas a los puntos de consumo.

Estas centrales, preferiblemente de fuentes de energía renovables, tienen tres funciones: abastecer la demanda de energía de los centros de consumo cercano, disminuir las pérdidas en la red de transporte y hacer frente al déficit de energía eléctrica en zonas con una alta densidad poblacional.

Fuentes de generación distribuida

Los sistemas de Fuentes de Energía Distribuida (FED) cuentan con distintas tecnologías. Entre los principales tenemos:

1. Energía solar fotovoltaica: paneles solares elaborados de cristal de silicio que, producto de la incidencia de la luz sobre ellos, generan electricidad. El rendimiento de los sistemas fotovoltaicos está ligado a su grosor y tamaño. Según estadísticas de junio 2020 de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), es el método de generación más popular en México.

2. Sistemas de energía eólica: aerogeneradores, similares a un molino, que se sirven de la fuerza del viento para accionar una turbina y así producir energía eléctrica. China, para el año 2020,  se coronaba como el país con mayor potencia eólica: más de 288 gigavatios.    

3. Plantas de biogás: plantas encargadas de aprovechar la energía desprendida de los gases nacidos de la descomposición de la materia orgánica.

4. Vehículos eléctricos: vehículos capaces de servir como centros de carga y suministrar electricidad durante los periodos de mayor demanda energética en la red eléctrica. La Agencia Internacional de Energía (IEA) proyecta que para el año 2030 habrá un parque automotriz eléctrico de vehículos livianos de 125 millones en todo el mundo.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

Beneficios de la generación distribuida

Como era de esperarse, la generación distribuida cuenta con un buen número de ventajas. Entre algunas de ellas podemos mencionar:

  1. Disminuye la pérdida de energía eléctrica en la red de transmisión, haciendo más eficiente la capacidad instalada en el lugar.
  2. Aumenta la seguridad del sistema eléctrico gracias a la integración y complementariedad de las centrales de generación.
  3. Contribuye a la conservación del medio ambiente gracias al empleo de energías renovables no contaminantes.
  4. Potencia la calidad del servicio eléctrico, específicamente lo que respecta a la  distribución de energía eléctrica.

Reduce el gasto de energía e induce a un ahorro en el recibo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

¿Cómo Rudolf puede ayudarte?

El futuro es ahora. La generación distribuida cada vez gana más terreno en el mundo. Es difícil pensar en países como Estados Unidos sin redes de distribución eléctricas basadas en energías limpias. Al ser implementadas, la capacidad total de la red eléctrica se incrementa de una forma impresionante, a un punto que hace dudar de la eficiencia de los antiguos sistemas de generación y distribución de energía. 

La industria eléctrica debe marchar acorde a los tiempos. El cambio climático amenaza nuestro espacio en la tierra y es nuestra obligación llevar a cabo los cambios necesarios para preservarlo, sea a una escala micro -como evitar las duchas largas- o en una escala macro -como incidir en el marco regulatorio de la ley de la industria eléctrica de nuestro  país-. Ahí está nuestro compromiso: ser tu aliado para un mundo libre de emisiones de CO2.

En Rudolf diseñamos e implementamos soluciones distribuidas de generación, almacenamiento y gestión de energía, que ayudan a las empresas a reducir su costo energético y alcanzar una operación libre de emisiones de CO2.

Tenemos amplia experiencia en implementación de soluciones (paneles y baterías) a nivel industrial. 

¿Quieres un diagnóstico gratis de la evolución de tu consumo eléctrico? ¡Es tu oportunidad! Prueba nuestra versión Freemium para conocer cuál es tu huella de carbono y así decirle adiós al dióxido de carbono. ¡Ciudadanos responsables, ciudadanos “net zero”.

Conclusión

Bibliografía

Equipo editorial Rudolf

Compañía

Te ayudamos a implementar y gestionar de forma eficiente, un plan 360 de optimización de consumo, para que puedas lograr ahorros y tu camino a ser Net Zero emisiones de CO2.

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir la última información sobre soluciones energéticas.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
¡Error! Por favor, vuelve a intentar.