Publicado:
Sep 21, 2021

¿Cómo calcular la huella de carbono en tu negocio?

Por
Equipo editorial Rudolf
Tiempo de lectura:
5 min.
Compártelo

Introducción

Los Gases de Efecto Invernadero (GEI) absorben y reducen la velocidad a la que la energía es liberada de la atmósfera, generando calentamiento en el planeta. Existen dos factores de emisión que inciden en este proceso: su capacidad de absorber energía y el tiempo que se quedan en la atmósfera.

Para simplificar el entendimiento de los efectos de estos gases, se creó el Potencial de Calentamiento Global (PCG), que es la medida de cuánta energía se va a retener en la atmósfera por tonelada de gas en un periodo de tiempo, en comparación a una tonelada de CO2 (CO2eq). Pero, ¿Cómo se puede calcular la huella de carbono?

¿Qué son los gases efecto invernadero y cómo impactan la huella de carbono?

Es una métrica ambiental que suma el total de las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por una persona, un negocio o actividades rutinarias de un grupo de individuos.


La huella de carbono (carbon footprint) es el conjunto de emisiones de GEI que se generan y que actúan como indicadores de las emisiones directas e indirectas de metano, óxido de nitrógeno, óxido nitroso, hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos, hexafluoruro de azufre y dióxido de carbono.

La fabricación de productos, transporte, uso energético, entre otros hábitos de consumo, son algunas de las actividades corporativas que dejan huella de carbono de producto y una cantidad de gases de efecto invernadero considerable. Sin embargo, al medirse, se puede diagnosticar si son controlables y si son directas o indirectas. Una manera para hacerlo desde el hogar es con una calculadora de huella de carbono.

 

Los Estados miembros, incluida la Unión Europea, de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) firmaron el Acuerdo de París para «acelerar e intensificar las acciones e inversiones necesarias» y llegar al objetivo de disminuir las emisiones de gases invernaderos con los esfuerzos de los gobiernos y grandes corporaciones, a través del uso de las energías renovables. Asimismo, México precisó en el artículo 74 de la Ley General de Cambio Climático el deber que tiene cada empresa de reportar su emisión de carbono.  Adicionalmente, la Organización Internacional de Normalización (ISO), también busca crear estándares para regular el cambio climático.


¿Qué es el protocolo de gases efecto invernadero?

En primer lugar,  vamos a explicar el GHG Protocol, que se enfoca en las empresas. Si tu negocio consume electricidad, pero tú no la generaste, ¿eres responsable de la quema de los combustibles que se usaron? Para resolverlo, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI por sus siglas en inglés) convocó a empresas y organizaciones no gubernamentales para desarrollar estándares de contabilidad y de reportes de GEI aceptados a nivel mundial.

 

Este protocolo divide las emisiones en diferentes «alcances» para determinar las fuentes de emisiones directas e indirectas de una manera transparente. Las empresas deben de contabilizar y reportar los alcances 1 y 2 como mínimo y el alcance 3 como opcional.

  1. Alcance 1: 

Son las emisiones directas generadas por  fuentes que son propiedad o están controladas por la empresa. Un ejemplo son las emisiones provenientes de la quema de combustible en una caldera, las emisiones que genera un transporte corporativo al quemar combustible o las que generan los refrigerantes del aire acondicionado de las oficinas y demás equipos de climatización.

  1. Alcance 2: 

Estas son las emisiones de la generación de energía y vapor entre otros, que son generados por un tercero pero son adquiridas y consumidas por la empresa.

  1. Alcance 3: 

Esta categoría es opcional de reportar y permite incluir el resto de las emisiones indirectas. Las emisiones de este alcance son consecuencia de las actividades corporativas, pero ocurren fuera de la propiedad y tampoco están controladas por la institución. Por ejemplo, los vuelos utilizados por la compañía o transportes contratados.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

¿Cómo calcular la huella de carbono en tu negocio?

Ya que conocemos los conceptos y la cantidad de gases efecto invernadero, las toneladas equivalentes de CO2, entre otros aspectos, puedes contabilizar la huella de carbono de un producto o compañía siguiendo estos consejos:

a. Definición de tiempo: 

El primer paso es identificar el periodo de tiempo durante el cual se contabilizará la huella. Si no tienes datos históricos de todos los alcances, no te preocupes. Puedes iniciar con la información que tienes disponible y aclarar los límites al momento de reportarlo.

 

b. Identificación de fuentes a considerar en el estudio: 

Se identifican las fuentes o materias primas a considerar en el estudio. Te recomendamos empezar con los datos de consumo eléctrico, ya que tu negocio tiene control sobre ello y hay alternativas para mitigar la huella de carbono

 

c. Cálculo de la huella de carbono: 

Una vez que tienes tus insumos es importante entender qué factor de emisión vas a utilizar para reportar tu huella de carbono. Por ejemplo, no es lo mismo el factor de emisiones generadas por consumo de electricidad en un país con mucha energía renovable, que el de uno con una dependencia importante en combustibles fósiles. Tampoco es lo mismo para una empresa que consume energía en horarios con mucha generación renovable que aquellos que operan en horarios con baja generación renovable. La plataforma de Rudolf te puede ayudar a definir este factor para tu compañía.


¿Cómo Rudolf puede ayudarte?

Rudolf es una empresa de tecnología y energía centrada en el ahorro energético de las compañías e industrias con el fin de alcanzar una operación libre de emisiones de dióxido de carbono (CO2). A través de su diagnóstico, brindan soluciones integrales de generación, almacenamiento, y gestión de la energía. Para hacerlo, Rudolf debe entender el punto de partida de huella de carbono del negocio o industria y luego define sus fortalezas para:

  • Gestionar activamente la electricidad
  • Cambiar el suministro eléctrico por un sistema de generación solar u otras fuentes de energías limpias.
  • Comprar compensaciones de carbono

Las ventajas de reducir tu huella de carbono

Según el Inventario Nacional de Emisiones de Gases y Compuestos de Efecto Invernadero (INEGyCEI), México liberó 210 millones de toneladas de CO2, de los cuales 165,7 millones fueron por parte de la industria eléctrica. Por esta razón, se invita a invertir en energías limpias , sobre todo en la solar ya que ofrece beneficios como:

  • Reducir el consumo de combustibles fósiles, ampliamente utilizados en la industria eléctrica. 
  • Disminuir el gasto en el recibo CFE de tu negocio.
  • Reducir el  impacto en el medioambiente al hacer una reducción de emisiones de CO2 y otros gases invernaderos.
  • Mejorar el reporte de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).
  • Es un valor agregado ante la competencia.
  • Generar impacto ambiental positivo para combatir el cambio climático.

¡Regístrate en Rudolf Energy y comienza a reductirtu huella de carbono y a ahorrar en tu consumo energético!

Conclusión

Bibliografía

Equipo editorial Rudolf

Compañía

Te ayudamos a implementar y gestionar de forma eficiente, un plan 360 de optimización de consumo, para que puedas lograr ahorros y tu camino a ser Net Zero emisiones de CO2.

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir la última información sobre soluciones energéticas.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
¡Error! Por favor, vuelve a intentar.